Radiografía de una Cava de Vinos

Radiografía de una Cava de Vinos

Cuando oímos hablar de una Cava de Vinos, es imposible no pensar en una cueva a varios metros bajo tierra o tal vez un salón lleno de barricas y cientos de botellas. Sin embargo, una Cava de Vinos no forzosamente es así, tanto así que cada quien puede tener una cava en su propia casa, siempre y cuando tenga algunas condiciones y características específicas.

A los apasionados del vino nos gusta tratarlo bien, por lo que normalmente improvisamos un lugar para ellos en la cocina, en algunas esquinas o en la misma cantina al lado de destilados como el tequila y el ron. A veces, hasta lo ponemos en el ‘fresco’ clóset, sin embargo, para colocar una Cava de Vinos no existe un lugar específico para la planeación en nuestra casa.

Hoy en día, existen empresas dedicadas a adaptar espacios de nuestras casas para poner nuestra propia Cava de Vinos, cava que refleje nuestra personalidad, gusto y que nos permita disfrutar del vino en nuestra propia casa.

Para construir Cava de Vinos en México, es necesario tener primero que nada, conocimientos básicos sobre él, además de algunos cuidados obligados por las condiciones climáticas y de suelo en nuestro país que, sin embargo, se pueden controlar de manera artificial o hasta natural.

Requerimientos para una Cava de Vinos

Existen algunos requisitos necesarios para tener una Cava de Vinos que proteja adecuadamente este líquido en nuestra propia casa, mismos de los que explicaremos su porqué.

  1. Temperatura de entre 12° y 14°: Quizás el punto más importante para poder tener una Cava de Vinos en casa. La temperatura debe ser estable, ya que las variaciones descompensan al vino, además de que el alcohol se evapora y el vino evoluciona sin control. La temperatura se debe medir en nuestra Cava de Vinos a diferentes horas del día para asegurarnos de que no haya una variación de más de 4°, en caso contrario, será necesario instalar clima artificial.
  2. Luz mínima: Algunas partículas del vino son fotosensibles, tal como los polifenoles. La Cava de Vinos no debe de estar expuesta directamente a la luz, pues ésta acelerará su proceso de precipitación. Si se usa luz, esta no debe ser directa y no debe ser incandescente.
  3. Humedad relativa, 60 al 70%: La humedad es importante en la Cava de Vinos, sobre todo para las botellas con corcho natural, ya que en un ambiente muy seco este podría secarse, comprimirse y dejar pasar más oxígeno al vino, madurándolo anticipadamente. En caso contrario, con mucha humedad el corcho se puede enmohecer y transferir esos aromas al vino.
  4. Cero vibraciones: Algunas moléculas del vino requieren tranquilidad para agruparse, es decir, para el correcto proceso de la polimerización que hacen del vino suave, completo y armónico. Una Cava de Vinos con constantes vibraciones hará que el vino sepa desarticulado.
  5. Posición de las botellas: Los vinos no espumosos y de corcho natural deben permanecer horizontales para que el corcho esté en contacto con el líquido y no se seque. Las botellas con taparrosca y corcho sintético podrán estar en cualquier posición en nuestra Cava de Vinos. Por su parte, los espumosos deberán guardarse de manera vertical.
  • No hay productos en el carrito.
Este sitio web utiliza cookies para asegurar que tengas la mejor experiencia en él.
¡Lo tengo!